Sei all'interno di >> :.: Dossier | Lenin centenario | #Lenin100 |

Lenin en el juicio histórico de Costanzo Preve / por Salvatore Bravo

Las palabras de Costanzo Preve captan y expresan bien el principal prejuicio que hay que trascender para restituir honores y errores a Lenin y ponernos de nuevo en camino.

por Salvatore A. Bravo - Martes 23 de enero de 2024 - 542 letture

Ahora que la Unión Soviética ha caído sin gloria, la precariedad se ha convertido en la constante en todas partes del mundo. Los oligarcas no temen al comunismo, por lo que actúan sin límites. La oportunidad de reconstruir la internacional de los pueblos encuentra ahora las condiciones históricas, pero carece de conciencia de clase. La gran obra del espíritu y de la política que nos espera es reconstruir una hegemonía cultural crítica y transformadora en la que encauzar, sin sectarismos ni inútiles cerrazones preconcebidas, las fuerzas que ya se oponen al sistema de dominación y explotación mundial. Ante todo, debemos eliminar la leyenda negra del siglo XX como un siglo sólo de horrores, versión ideológica al uso del capitalismo, y restaurar la verdad histórica allí donde reina la violencia ideológica.

Las palabras de Costanzo Preve captan y expresan bien el principal prejuicio que hay que trascender para restituir honores y errores a Lenin y ponernos de nuevo en camino:

"Los historiadores llaman ’leyenda negra’ a la teoría de que los españoles genocidaron de facto a los pueblos amerindios de América Latina. No soy especialista en esa historia, y lo que digo debe tomarse con beneficio de inventario. Me parece que los españoles querían ante todo subyugar y esclavizar, mientras que los anglosajones pretendían en cambio desbrozar la tierra y así directamente genocidar. Si me equivoco, le ruego me corrija. Por otra parte, como una imagen suele valer más que mil páginas de teoría, basta con mirar las caras de George Bush y Hugo Chávez para saber cuál de los dos modelos coloniales tuvo más éxito en la integración de los dominados. Incluso ahora, quienes vean programas de la televisión estadounidense verán negros en todo tipo de salsas, policías negros, bomberos negros, incluso ejecutivos negros, pero nunca verán parejas mixtas de negros y blancos. Pregúntese por qué, y empezará a entender algo más sobre el mundo contemporáneo imperial ideocrático dirigido por Estados Unidos.

Hoy, Lenin es el protagonista principal, junto con Hitler y Stalin (¡pobres Mao y Mussolini, obligados a sentarse en segunda fila!), de la "leyenda negra" del siglo XX, un siglo diabólico en el que la utopía de la virtud se convirtió en terror (Hegel, Merleau-Ponty, Furet, etc.), y en el que el comunismo no fue más que la aplicación política de la nivelación fordista al mundo social. Como los italianos siempre nos distinguimos por ser feroces y bufonescos (¡pero a menudo no sabemos que los demás lo notan, y si no lo dicen es sólo por educación!), esta teoría es tan italiana como la pizza y la alta costura, y ha encontrado en Marco Revelli a su más decidido exponente. El ’arrepentimiento’ de la ex-Lotta Continua, este desagradable fenómeno sociológico, moral y editorial, tiene evidentemente una duración de muchas décadas" [1].

El olvido y la censura en las décadas del neoliberalismo totalitario y antidemocrático postsoviético han eliminado a Lenin de la visión política y filosófica. El sistema domestica intoxicando a los subalternos educándolos para la desesperación. No sólo no hay alternativa, sino que el sistema es inviolable e invencible, por lo que siguiendo la moral provisional cartesiana se le pide a uno que se adapte al mundo y cambie uno mismo y no el mundo. Lenin nos devuelve la esperanza y la praxis, todo es posible todavía, hay que preparar a las nuevas generaciones para lo posible que puede aparecer en cualquier momento. La guerra de los monopolios hace frágil e inestable el sistema, por eso el resquebrajamiento está ya en las guerras que se consuman en su trágica normalidad, falta conciencia de clase, está todo por construir, y es la gran tarea que nos espera para superar la anomia alienante de nuestro tiempo.

[1] Costanzo Preve, A ochenta años de la muerte de Lenin (1924 -2004), Comunismo y Comunidad, 22 de enero de 2014


- Ci sono 0 contributi al forum. - Policy sui Forum -